Tiempo

Capaz que ya pasamos esa etapa de pensar que todo puede ser…

Capaz ya fracasamos lo suficiente como para entender que la voluntad a veces no alcanza.

Capaz ya estamos tan cansados de repetir historias que, simplemente, preferimos evitarlas.

La chispa nunca se termina de apagar pero cada vez hay menos tiempo para soñar, los años pasan y no nos volvemos más jóvenes, las cosas suceden, buenas y malas y, lamentablemente, no nos podemos quedar en un punto donde realmente nos sentimos plenos; no, estamos obligados a movernos y siempre en el mismo sentido, nunca para atrás, siempre para adelante.

Igualmente, yo diría que el problema no es moverse, eso es lo natural y lo necesario. El problema es para donde y el miedo a salir de un estado de comodidad para, por lo menos, intentar una vez más y, esta vez, no fallar.

O capaz ambos sentimos que no moverse es mejor que fracasar.

Leave a reply